Saltar al contenido

Oración a la Virgen de Guadalupe

Esperamos que la paz y el amor de Dios estén con todos ustedes. Son muchos los momentos de dificultades que en ocasiones suelen agobiarnos más de la cuenta. Problemas que se nos presentan y para los que lamentablemente no encontramos una manera clara de resolver y que por el contrario, día a día nos llegan a sobrepasar.

Es por este motivo que hoy te traemos esta milagrosa oración a nuestra Virgen adorada de Guadalupe, para pedirle su bendita ayuda e intercesión, para poder resolver nuestras más grandes dificultades y problemas.

Oración Completa a la Virgen de Guadalupe

Hacer esta oración 3 veces al día

Oh! gran María Virgen inmaculada, justicia

de los sinceros, hija bondadosa y humilde

del Padre todopoderoso,

madre gloriosa del Hijo, esposa dorada

del Espíritu Santo,

te adoro y pongo a tu merced todo de mí

para que sea bendecido por ti, María

mujer amable e indulgente voy ante ti y

ruego tu presencia en estos momentos de

dificultad para suplicar por tus favores

Madre gloriosa, Madre bendita e inigualable,

gran pañuelo de lágrimas de aquellos que

lloran. Justiciera divina de los que

pecan.

Apiádate de todos nosotros y te lo pido por tu

sagrado corazón, hogar de descanso de la

Santísima Trinidad, taburete de tu fuerza,

castillo de tu sabiduría y mar de tu

bondad, acércate para que el Espíritu

Santo albergue eternamente en mí.

Acércate y concédeme lo que tanto

necesito.

Te suplico por los merecimientos de

nuestro Señor Jesús y los de Ti, si es la

voluntad de la Santísima Trinidad y

traerá bien a mi ser.

Hoy me presento ante ti porque sé que

eres la majestuosa intervención divina,

para implorarte esta complicada

petición por esta circunstancia

que tanta angustia me provoca

y que me parece imposible de

superar por mi propia voluntad.

Sé que en mi alcance no está el

conseguirlo por mis medios, pero sé que

en tu mano está el poder y la luz con la

que puedes iluminarme y concedérmela.

De esta manera yo lograré solucionar las

dificultades, angustias y malos ratos que

provocan esta difícil situación.

Así sea.