Saltar al contenido

Oración de sanación al Padre Damián

Oración de sanación al Padre Damián

En este caso te traemos una oración de sanación al Padre Damián con la cual puedes lograr una mayor eficacia y prontitud en tus plegarias. Ten en cuenta que este Santo es considerado como el apóstol de los leprosos y en tiempos modernos se le suele asociar mucho con los enfermos de SIDA. Sin embargo debemos tener en cuenta que esto se debe a que pasó su vida cuidando a los enfermos.

Todo esto pasó durante una de las mayores pandemias que azotó a la humanidad y lo más impresionante de todo es que sus acciones fueron por voluntad propia. Por lo que desde que él mismo llegó a la Isla de Molokai en Hawai estuvo cuidando de los leprosos que se encontraban confinados. Obviamente todo esto lo hizo sin descanso alguno por lo que su historia es una de las más asombrosas.

👉  Oración de sanación al Padre Damián 🙏

👉 Oración de sanación al Padre Damián 🙏

Glorioso y misericordiosos

Padre Damián de Molokai,

hoy acudo a ti con mucha devoción y seguro

de que no desatenderás mis súplicas.

Sino que por el contrario

tú que conociste de cerca el horror y el

sufrimiento de una persona

cuando adolece de grandes males corporales.

Por ello sabrás muy bien entender

mi sufrimiento

en estos momentos.

Padre Damián,

yo, (digo mi nombre y mi apellido,

con la exposición del problema).

También te suplico amadísimo sacerdote santo que tú,

quien no tuviste ningún reparo en

entregar tu propia vida

para socorrer a los leprosos.

Y que sin ningún temor al contagio

y sin egoísmos,

 llegaste al extremo de contraer su enfermedad

y perder tu valiosísima vida por ellos.

Por ello Padre Damián, te pido,

es más te suplico que me tiendas

tu mano misericordiosa

y no apartes tu mirada de mi rostro.

Para que con tu dulce mirada mis

males sean sanados

y yo vuelva a la normalidad con

mi salud restablecida.

Te recuerdo que yo debo estar sano

para atender mi hogar,

para poder trabajar y ganar

el sustento de mi familia.

También para poder honrar

el compromiso que tengo con

mis seres queridos

y brindarles todas las comodidades

que ellos se merecen.

Con mi trabajo y mi esfuerzo de cada día,

Para ello debo estar sano y fuerte,

es por esto que hoy te ocupo Santo de los cielos,

emisario del Señor, protector de los enfermos,

piadoso Padre Damián.

Te suplico que tomes para ti este caso

especial de mi persona

y atiendas con prontitud y eficacia

resolver mi necesidad.

Tú que te encuentra a la derecha del Creador

en una posición privilegiada al haber sido elevado

de la categoría de Beato a la categoría de santo

y perteneces por lo tanto a la cohorte celestial.

Ayúdame por favor en este momento aciago

de mi vida y no me desampares ahora,

esta oración angustiosa de petición de auxilio.

La hago llegar a ti en el nombre del Padre,

en el nombre del Hijo y en el nombre

del Espíritu Santo.

Amén

[plegar]

¿Para qué funciona esta oración?

Claro está que la primera razón para realizar esta oración es para pedir por asuntos de salud. Sin embargo esto no quiere decir que no se pueda aplicar en otras circunstancias como problemas económicos y problemas en el ámbito sentimental. Por lo que si bien se habla de una oración de sanación la realidad es que aplica para diversas cosas.

Obviamente la principal razón para rezarle a este santo sigue siendo para pedir por nuestra salud. Debido a que como mencionamos el mismo estuvo cuidando de los enfermos sin descanso. Por lo que no dudará en ayudarte para que puedas sanar.