Saltar al contenido

Oración católica “Credo de los Apóstoles”

Oración católica “Credo de los Apóstoles”

La oración católica “Credo de los Apóstoles” es bastante antigua, sin embargo no todos la conocen. Esta se remonta al siglo V de la era cristiana, cuando era usada como apoyo para los bautizos, ya que permitía invocar directamente a la Santísima Trinidad. Es precisamente por esto que muchas iglesias en su momento la usaban con mucha frecuencia.

Aún en la actualidad, esta oración se sigue usando en muchas iglesias evangélicas lo hace con menor intensidad. Es por ello que aquí vamos a mostrártela, ya que además es una de las oraciones más bonitas que hay.

👉 Oración católica “Credo de los Apóstoles” 🙏

👉 Oración católica “Credo de los Apóstoles” 🙏

En primer lugar, creo en Dios Padre

 Todopoderoso, creador

 del cielo y de la tierra.

Y en Jesucristo su único hijo,

 Nuestro Señor, que fue concebido

 por obra y gracia del

 Espíritu Santo.

Nació de Santa

 María Virgen, padeció bajo el

poder de Poncio Pilato, fue

 crucificado, muerto y sepultado.

Descendió

a los infiernos al tercer

 El día resucitó entre los muertos.

Subió a los cielos y

 está sentado a la derecha

 de Dios Padre Todopoderoso.

Desde allí vendrá a juzgar

a vivos y a muertos.

 Creo en el Espíritu Santo,

 la santa iglesia católica,

 la comunión de los santos,

 el perdón de los pecados,

 la resurrección de la carne

y la vida perdurable.

Amén.

Oración Complementaria.

Mi confianza esta en ti Dios

Eterno, todo fue creado por

 ti; para tu alabanza y

gloria.

Junto con Jesús ustedes

son la razón de mi existencia,

con ustedes todo, sin ustedes

 nada.

Porque tú mandaste a Cristo,

    por amor a tu pueblo;

tu gracia redentora nos mostró,

a tu poderoso hijo Jesucristo.

Porque, el se bajó de su trono

para darme vida eterna.

Ciertamente, el Espíritu Santo nos

mostró a tu hijo amado Jesús.

 María fue la elegida por ti,

como madre de Jesucristo;

fue llevado como cordero santo,

molido por nuestros pecados, por

sus llagas tengo yo derecho

al Reino Celestial.

Es más, el imperio

 romano, no pudo con su

inmenso poder, su tumba hoy

está vacía; pues él ha

 resucitado para darnos vida eterna.

Sobre todo, porque toda rodilla se

 doblará ante él; pues su

 Padre le ha dado la

potestad de juzgar a vivos

y a muertos.

Ya que has derramado

tu Espíritu Santo,

sobre toda criatura, que en

 ti confía y guarda tus

 mandamientos.

Creo en el

poder que le has dado

a tu Santa iglesia.

Mientras tanto, confió en que tu

iglesia unida predicara tu evangelio;

sé que en tu gracia infinita,

 otorgada por Jesús obtendré

el perdón de mis pecados.

Además, Señor también se que,

si yo no perdono a mi

prójimo mis oraciones no

serán escuchadas por ti, por

eso perdono yo a mis

 angustiadores.

Igualmente se, que algún día

toda persona fallecida que haya

 creído en ti, podrá ver la

hermosura de tu rostro.

Con trompeta en mano, el ángel

tocara y estaremos en tu

sagrada presencia.

Sobre todo amado Padre

y Señor mío, espero que mientras

este en este cuerpo carnal, no

caiga yo, en la trampas

del enemigo, Señor cuídame.

Como resultado de esto, yo

confió en ti mi amado Jesús;

tú nos prometiste ir a

 prepararnos moradas

celestiales.

Mi fe está en ti,

que te veré cara a

cara por la eternidad.

Por consiguiente, mi Dios

te doy las gracias mi

 redentor porque has

 escuchado mi clamor y

 en su justo momento

 lo responderás.

Finalmente, a ti sea

la gloria, honra y majestad,

por los siglos de los siglos;

en el nombre poderoso y

maravilloso de Jesús de Nazareth.

Amén.

[plegar]

Credo una de las oraciones más bonitas que hay

Tal como mencionamos esta es una de las oraciones más bonitas que hay, y es porque narra o mejor dicho resume la relación de Dios con su pueblo y la aparición de Jesús como su salvador. Sin embargo, debemos saber que hay dos versiones del credo, uno es el “Credo de los Apóstoles”, la que te mostramos. Mientras que la segunda es el “Credo de Nicea-Constantinopla”, la cual es una versión más extensa.