Saltar al contenido

10 Oraciones De Agradecimiento A Dios

Las oraciones de agradecimiento a Dios son la vía más óptima de acoplarse a sus mandamientos. A través de ella se planea emanciparnos de toda carga, predisponiendo, en espíritu de humildad, cualquier derecho de orgullo a su intercesión por nosotros.

🙏 10 Mejores Oraciones Para Agradecer A Dios 🙏

 

👉 Oración I 🙏

 

Oración para agradecer a Dios I

Padre de todos los reinos, tú que te encuentras en el cielo, santo y glorificado sea tu nombre; que todos los humanos vanaglorien tu presencia y poder infinito. Venga a nosotros tu reinado, y dirígenos tales como a tus peones, úsanos a tu entera voluntad para hacer ésta de tu agrado.

Llénanos de bendiciones aquí en la tierra como las promesas que nos tienes en el cielo, bríndanos hoy un lugar en donde regocijarnos y descansar de todos los tormentos, un escudo que cubra nuestras espaldas para aquellos que nos traicionen y la comida requerida que renueve las energías con el fin de seguir haciendo tu eterna voluntad.

Perdona los pecados que cometemos al ceder ante las tentaciones que nos proporcionar el mundo terrenal, disculpa cuando ignoramos tus exigencias para complacer nuestros deseos más egoístas y veleidosos; sin embargo, con tu infinita bondad, perdona nuestras ofensas, así como nosotros perdonamos a los que hozan ofendernos.

Con tu santa y glorificada gloria mantennos alejados de los deseos de la carne, los sentimientos negativos y las influencias de los enemigos, sólo tu puede enderezarnos y mostrarnos el camino de vuelta a tu voluntad. Te suplico, en este momento, que sea tu gloria aquella que dirija mi vida, puesto que Tú lo ves todo, ayúdame a cumplir mis metas si éstas son de tu mayor agrado.

Confiado en que tú oyes cada una de mis palabras, sé que vas a librarme de las fuerzas malignas que hocen desviarme de tu presencia, porque yo, siendo hijo tuyo, no merezco que me aparten de ti o de tu magnificencia.

Amén.

[plegar]

 

👉 Oración II 🙏

 

Oración para agradecer a Dios II

Jesús, ¡Tú que eres un hombre lleno de vida, gracia, bondad y pertenencia, sea Dios el que te salve y libere de todas tus dolencias, cargue con los pecados y los elimine bajo su manto!; pues, ¡el Señor de los Reinos está contigo y para ti!

Bendito eres tu entre todos los hombres que pisaron éste mundo, y sobre todos aquellos que llegarán a existir; porque tú, siendo el hijo de María la Virgen, estuviste en su santo vientre, fuiste un milagro, la unción y glorificación de todo tu pueblo.

El fruto de tu vida dio paso a uno de los más grandes acontecimiento de la historia; tú que eres el intermediario entre nosotros, los mortales, y el trono del Rey de Reyes, anhelo que seas el misericordioso intercesor en ésta oración. ¡Gracias por tu apoyo, gracias por siempre estar presente!

La carne, siendo débil a las tentaciones que el plano terrenal nos concede, nos hace cometer errores de los que siempre nos arrepentimos; siendo tú el más santo bendito de los todos los hombres y de la humanidad, te pido que me des la fuerza para soportar las contrariedades de la vida y resistir a los actos caprichosos y egoísta con el fin de dedicar todo mi tiempo a venerar el nombre de tu padre.

Bendíceme en cada momento mientras haga tu voluntad, porque sé que lo mereces, pues tú fuiste el que me salvo de las tinieblas; no deseo ignorar más tus deseos, estoy aquí para que me abras camino al Reino de los cielos cuando me toque partir de éste mundo. Por tanto, pido que perdones mis pecados, ahora y al momento de mi deceso.

Amén.

[plegar]

👉 Oración III 🙏

 

Oración para agradecer a Dios III

Gloria al padre que mantiene en pie la mayor de las creaciones; el inmenso poder que contiene sobreponer su voluntad ante las lujurias que condensen los mortales. Siendo el cuerpo uno de los mayores medio para pecar, permíteme alejarme de las tentaciones que se me impongan en el camino.

Sea tu voluntad tanto los tormentos como las riquezas que predestines para mi vida; que nada se interponga entre mí y la finalidad que le das a mi existencia, puesto que la vida que me has brindado y que has mantenido hasta la actualidad, te pertenece a ti y a nadie más.

Gloria al Hijo que dio su vida para salvarme de los pecados, que arriesgó su sanidad para que nuestro Padre nos perdonara y limpiara todas las impurezas que se hallaban en nuestro cuerpo.

Puesto que tu diste tu santa vida por los mortales, permítenos alabar tu nombre y hacer tu voluntad, cúbrenos de todos los males para que estos no nos puedan apartar de tu presencia, porque queremos estar contigo cuando te glorifiques tanto en la tierra como en el cielo.

Tú eres el hijo de nuestro Señor, aquel que creó todo lo que los humanos podemos apreciar, permítete escuchar ésta oración y líbrame del mal; hazme resistente a las tentaciones para alabar tu santo nombre.

¡Oh, Espíritu Santo! Digno eres la mayor y total alabanza, te pedimos que acudas a nosotros, para que nuestros deseos sean concedidos. No nos desampares, y cúbrenos con tu poder; libéranos de las garras de los malignos y acude a nosotros cuando te necesitemos.

Amén.

[plegar]

👉 Oración IV 🙏

 

Oración para agradecer a Dios IV

Yo creo en el Dios, Padre Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra, su divina presencia estremece mis entrañas y su infinita bondad calmas mis tormentos. Todos los delirios que posea son arrebatos y marchados a lo profundo de las bozas del infierno, librándome de mis pecados y mostrándome el camino que he de seguir para hacer de su voluntad mi pasaje a la eternidad.

Creo en Jesucristo, su único hijo que, al fin, dio su vida para salvar a nosotros, simples mortales; gracias a nuestro señor la humanidad fue librada de la extinción, su gran piedad hizo de éste un hogar; para alabar su nombre y regocijarse en su manto protector.

Tú, que diste la vida para salvar a tu pueblo, tienes un nombre digno de glorificar; no dudes en buscarnos cuando nos necesites, aquí estamos para escucharte y someternos a tu ley, estamos a tu disposición cuando quiera, sin embargo, te pedimos a cambio protección y riquezas.

Concédenos nuestros anhelos, guíanos hacia tu voluntad y bríndanos tu poder para doblegar todos los males que quieran apartarnos de tu santa presencia. No debemos temer, pues, sabemos que tú siempre nos estás cuidando; oye nuestras peticiones y haremos aquello que dicte tu voluntad.

Hijo de nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de Santa María Virgen; tú fuiste crucificado por libertar a tu hogar, tu pueblo. Hágase tu voluntad aquí en la tierra como en el cielo.

Amén.

[plegar]

 

👉 Oración V 🙏

 

Oración para agradecer a Dios V

Hijo del Dios Todopoderoso, Rey de Reyes y Señor de Señores; tú que naciste del vientre de María Virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fuiste crucificados por nosotros para librarnos de nuestros pecados; muerto y sepultado, descendió a los infiernos y al tercer de los días, tu cuerpo se levante y se regocijó en el firmamento.

Sentado a la mano derecha del creador de los cielos, de la tierra, los seres vivos y todas las maravillas de las que disfrutamos hoy en día; desde tu humilde y poderoso tronos vas a juzgar tanto a los muertos como los vivos, impartiendo justicia a los que se lo merecen y llenado de gozos a los necesitados.

Descendiendo de los cielos, te glorificaras en la tierra y ocasionará el mayor temor a los injustos. Tú, que destruirás a los que hagan el mal; como Dios de bien e infinita bondad, reinarás sobre los justos. Nosotros alabaremos tu Santo Nombre para que nos llenes de gozos y limites nuestros malos augurios.

Como carne veleidosa, no sometemos a cientos de pecados y tentaciones, cúbrenos y danos la resistencia requerida para rechazarlos. Quién hoce proclamar Tú nombre tomará tu poder, y lo mantendrás alejado de todos los males; porque Tú, quieres todo lo bueno para tus hijos.

Para que tu voluntad se haga, sólo pídelo; tómame como peón y úsame a tu favor. En consecuencia, te pide que me cubras a mí y a mis seres queridos, e igualmente, que nos llenes de grandes bendiciones para seguir haciendo de ésta; tu voluntad.

Amén.

[plegar]

 

👉 Oración VI 🙏

 

Oración para agradecer a Dios VI

Únicamente creo en un solo Dios; Creador del cielo y de la Tierra, Padre de Todas la Cosas, tanto de lo visible como de lo invisible. Su voluntad es tan grande que ningún individuo puede resistirse a ella, puesto que la influencia de su poder es superior a todo aquello que los mortales podemos imaginar.

Cumplimiento nato de su fidelidad y poder absoluto, su grande no tiene rival y su inquebrantable firmeza lo hace el único Dios, que puede existir en la vida. Tu voluntad inunda nuestra casa, y la presencia de tu poder nos protege de los malignos, aquellos que anhelan hacernos daño por ser fieles a tu palabra.

Mi vida te pertenece a ti y a nadie más; mi alma, siendo una magnifica representación de tu poder creativo, vislumbra ante las impurezas del mundo. No dejes que caigamos en las tentaciones de la vida, y arremete contra los conflictos que quieran lastimarnos. Tú presencia ahuyenta a los malignos, puesto que sabes que no pueden hacer oponerse a ti, siendo el Dios de Todo; es imposible que alguien llegue a superar tu magnificencia.

Comparte de tu sabiduría con nosotros, para llegar a ser una millonésima parte de lo que eres; bríndanos de tu paciencia, para poder tratar a los que nos quieren destruir; y danos un poco de tus riquezas, para compensar nuestra obediencia a ti. Comparte con nosotros tu bondad, para regocijarnos en la cumbre de tu gloria, pues, comprendemos que tu amor es tan grande que es inimaginable para cualquiera.

[plegar]

 

👉 Oración VII 🙏

 

Oración para agradecer a Dios VII

Jesucristo; Hijo de Dios, Luz de Luz, el mismísimo salvador que dio su vida por librarnos de los pecados que arraigaban nuestras vidas, engendrado, más no creado, por la misma naturaleza del Padre, por quien cada una de las cosas que existen en el mundo, fueron hechas. ¡Gracias por tu Bondad!

Por nosotros, los mortales, decidió dejar su trono al lado del Creador de la tierra y el cielo, su padre, para venir a velar por nuestra salvación; la bondad que reboza es tan grande que no tiene límite alguno, pues, no es posible otorgarle un techo a su infinita compasión y su inalcanzable misericordia.

Nacido del vientre de María, la Virgen; se hizo hombre y tomó, bajo sus hombros, la salvación de la humanidad. Por nosotros descendió del Reino de los Cielos, y dio su vida para sanarnos de las perturbaciones que condenaban a nuestras almas. ¡Te agradecemos tu infinito Amor y Misericordia!

Gracias al hombre, fue condenado y juzgado como uno más de los mortales, siendo crucificado y sepultado; sin embargo, para demostrar lo sublime de su grandeza, resucitó a los tres días y se alzó a los Reinos de los Cielos. Ahora, sentado a la diestra de su Padre, admira su participación en la creación del mismo.

Con su gloria vendrá a reclamar las almas que le pertenecen, y con su poder impartirá la justicia divina a todos los malignos que hocen hacerse en su contra. Grande es Jesús, Hijo del Creador de la tierra y del cielo, el único digno de ser alabado; pues, sé que siempre me protegerás de los tormentos y me encaminarás hacia tu voluntad.

Amén.

[plegar]

 

👉 Oración VIII 🙏

 

Oración para agradecer a Dios VIII

Dios te Salve, Rey y Padre de la misericordia; tú eres la misma vida, delicadeza, dulzura y esperanza que llena que gozo la vida de millones de mortales. La motivación de levantarse cada mañana procede de tu gran misericordia, difundida por el amor que le posees a cada una de tus criaturas; cada una de las cosas a las que les diste vida.

Te pido, como un devoto Dios de la bondad y soberanía, que me ayudes en mis pasos para seguir y hacer tu voluntad. Soy fiel a tu credo y pertenezco a tu poder, así que concédeme el regocijo que tanto anhelo; bajo tu manto y protección.

Embellecer nuestro espíritu depende de ti, ¡Oh, Santo! Tú eres el único al que pertenezco, pues me libertaste y ahora obedezco a tu santa palabra, hágase tu voluntad en la tierra, al igual que en el cielo; Rey de Reyes, ilumina mi camino para poder llevar a tu aposento, guíame hacia tu voluntad y libérame de las perturbaciones que inquietan mi alma y roban mi tranquilidad.

Otórgame un regazo en el cual descansar; puesto que tu protección es la única que me puede dejar reconciliar el sueño y recuperar mi energía.

Todas mis fuerzas te pertenecen; Tú me las proporcionaste y yo te las devuelvo. Eres el Creador de Todo, y confío ciegamente en tus palabras, sé que no me defraudarás, pues, eres el único en el que puede confiar. Mi vida está es tus manos; para hacer tu voluntad y glorificar tu santo nombre.

Amén.

[plegar]

 

👉 Oración IX 🙏

 

Oración para agradecer a Dios IX

Pésame Padre nuestro, con todo arrepentimiento y desde lo más profundo de mi corazón, te pido que me perdones por todas las ofensas que he realizado en tu contra, desde el alma, me doblego ante tu poder para que me bañes con tu infinita misericordia y hagas de mi vida lo que tu voluntad ordene.

Aclamado sea tu nombre, gran Rey de la misericordia; Tú que perdonas todos los pecados de tus hijos, límpiame de los míos en éste momento, encamíname hacia tu cumbre, ¡Oh, Señor de la tierra y del cielo! Haz de lo que quieras con mi vida, pues la misma te pertenece a ti y a nadie más.

Alabado sea tu nombre, Padre Todopoderoso, tu bondad es infinita y la majestuosidad de tu poder no tiene límite alguno. Me doblego ante tu presencia para que me cubras con tu manto, retenme sobre tu regazo para que ningún impuro pueda lastimarme o arrebatarme de ti. ¡Te agradezco tu amor, comprensión y bondad!

Padre, anhelo que me concedas todos mis caprinos, pero más que nada, deseo hacer tu voluntad y regocijarme en tu poder. Tú que miras en lo más profundo de mi corazón, sabes que mis intenciones son puras; úsame, empléame para luchar a tu lado y haz de mi un guerrero victorioso.

Pésame por el infierno que merecí y por el cielo que perdí; pero mucho más me pesa porque ofendí pecando a un Dios tan bueno, agradezco las dolencias que me has proporcionado, pues sé que son para que aprenda a acercarme más a ti. ¡Gracias por tu amor, gracias por salvarme!

Amén.

[plegar]

 

👉 Oración X 🙏

 

Oración para agradecer a Dios X

Alégrate Rey mío, Señor del cielo; Tú que dispone de una gran misericordia y una bondad infinita, escucha con atención mi oración, pues, me regocijo en tu presencia cada vez que atiendes a mi llamado. Alabado sea tu nombre, porque mereces toda la gloria que se te pueda atribuir en éste día.

La grandeza de tu poder no tiene ni límite, ni comparación con lo que los humanos conocen; tu grandeza está fuera del entendimiento de cualquier hombre, pues, siendo el Creador de Todo las Cosas, te hayas en un nivel superior al que ningún humano, por más que lo intente, llegará a igualar.

Gózate y alégrate de tenerme como un soldado; soy fiel a tu palabra y firme a tu voluntad, guíame por el sendero de la vida para llegar al umbral de tu majestuosamente, pues, es donde quiero estar. Seguir a tu palabra es lo que más deseo, por eso, te pido que impongas en mí la disciplina necesaria para obedecerte.

Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo, para seguirla y merecer el tenerte a mi lado, protegiéndome y llenándome de infinitos beneficios. Aleluya, alabado sea tu santo nombre, procedencia de todos los éxitos y morada de las bendiciones.

Ha resucitado el verdadero Dios, el Santo de todos los Santo, la única deidad digna de ser alabada, Rey del cielo, y dueño de la tierra; bendíceme siempre que te obedezca y protégeme de los tormentos que quieran perturbar mi paz y librado de los que quieran apartarme de tu presencia.

Amén.

[plegar]

Importancia de las oraciones de agradecimiento

Aprender el hábito de agradecer a Dios por su actuar, por su dirección y por sus obras, son, sin lugar a duda, los principios más adecuados a acoplar. Dios está presente en todo momento. El agradecimiento es la base de manifestar este precepto. Dios Padre, quien en su infinito amor y misericordia dio a su Hijo en amor a nosotros, se hace merecedor de nuestra honra y agradecimiento.

Agradecer a Dios jamás es una molestia. Es de hecho, un hábito imprescindible de cultivar. Debemos a él nuestra vida, la capacidad de pensar y demás preceptos relativos a nuestro desarrollo.